Cuando somos pequeños vemos la vida de una forma diferente. Las canciones, los colores y los juegos inundan nuestro día a día. Por ello, el aprendizaje a través del juego es tan importante. Y, esa metodología no debe influir solo a los niños sino también a los adultos. El juego es una de las formas más fuertes de aprendizaje con las que podemos contar. ¿Quieres saber porque los juegos son una forma molona de aprendizaje? ¡Sigue leyendo!

Juegos: una forma molona de aprendizaje

Mejoran la comunicación

El aprendizaje a través del juego ayuda a mejorar la comunicación. A través del juego todos nos vemos obligados a expresar, escuchar, prestar atención, utilizar las palabras adecuadas, mejorar la pronunciación. Por ello, podemos considerar que es una de las metodologías mas molonas para mejorar la comunicación entre iguales.

Mejora las habilidades sociales

Jugar con otros niños y adultos permite que los pequeños aprendan cómo funcionan las relaciones sociales. Además, las experiencias les aportan contexto, lo que les dota de conocimiento para desenvolverse en determinadas situaciones.

Favorece la expresión de ideas

La curiosidad es una de las grandes ventajas que tiene el juego en el aprendizaje de los niños ya que cuando éstos tienen la oportunidad de jugar y relacionarse con otros tienden a investigar las posibilidades y desarrollar hipótesis que tienen que plantear de manera clara ante otros niños o adultos.

Ayuda a mejorar el desarrollo cognitivo

La imaginación y la creatividad que se da en el juego son claves para el desarrollo cognitivo de los niños. Según parece, los niños que juegan a menudo tienen una salud mental más positiva, vínculos afectivos más sólidos y amistades más consolidadas que los que juegan menos tiempo.

Por eso, nosotros siempre apostamos por metodologías innovadoras que pongan en énfasis a las persona. Por ello, consideramos que el juego tanto para adultos como para niños es una de las formas más molonas y divertidas de aprendizaje que existen.